Páginas vistas en total

domingo, 1 de junio de 2014

El Señor de los Milagros, Mailín, Santiago del Estero, Argentina

La suerte estuvo de mi lado al llegar a Colonia Dora, ya que un caballero muy amable me trasladó hacia el Hotel Samay, distante 2 y algo de kilómetros de la pequeña terminal. Una vez alojado en este verdadero oasis me dispuse a seguir comiendo, esta vez en la parrilla ubicada junto a la estación de ruta, tres porciones de chivito con agregados, cerveza y la pelea del Chino Maidana como fondo.
Ya de vuelta en la habitación, un poco de tele y a dormir, a dormir hasta que se desató un feroz tornado, intestinal...
Por la mañana, salí a cumplir con el recorrido proyectado, a pesar que el malestar todavía continuaba y continuaría por el resto del día y uno más. Como me falló el contacto que había hecho para realizar la travesía, tuve que apelar a la bondad y sabiduría de la gente del Samay, allí Noelia, con una, tan sólo una llamada solucionó mi problema y junto con Néstor salimos en búsqueda del Señor de los Milagros.
Los habitantes de la pequeña localidad de Mailín se preparan todo el año para el el momento de la fiesta, la misma dura cuatro días, y durante ella los 1400 habitantes estables se convierten en 300000, sí, leen bien, no hay un cero demás, un verdadero aluvión humano venido de todos los rincones imaginables del país, mas los que llegan del extranjero, que según cuentan cada vez son más, invaden cada centímetro cuadrado del pequeño casco urbano. He visto carteles en donde se alquila la vereda, para la instalación de puestos de venta o para la ubicación de carpas, se alquilan veredas, patios, galerías, y hasta la propia cama de uno. Casi en todos los patios se alinean pequeñas estructuras que se convierten en baños y hay hasta quienes tienen baños químicos instalados en el terreno disponible que posteriormente se atiborran de carpas.
Durante la celebración los cánticos religiosos son interceptados por cumbias villeras, guarachas, chacareras y chamamés y los rezos se confunden con las vociferaciones de los vendedores ambulantes, voluntarios se mezclan con senegaleses que venden relojes, tiendas de artículos religiosos con escaparates que ofrecen celulares, el agua bendita corre junto con el alcohol, las artesanías con improvisados bingos caseros, el alimento para el alma con los placeres para el cuerpo, y es precisamente ese combo maravilloso lo que hace grande a Mailín, el poder de ese Cristo peregrino junto con la alegría de la fiesta popular y pagana.
La fiesta tiene lugar cada año, 40 días después de Pascua y eso se cumplió hace pocos días, durante la misma, la imágen de la Cruz  sale del templo y se ubica en un templete ubicado frente al edificio parroquial, también se utiliza como lugar de devoción el árbol en donde el anciano Juan Serrano vió aparecer al Cristo de los Milagros iluminado por una extraña luz nocturna.
Respecto a la Cruz que se venera, data del último tercio del siglo XVIII, como dije anteriormente fue el anciano Juan Serrano quién dijo ver en noches sucesivas una luz muy viva que aparecía al pié de un viejo algarrobo cercano a su casa, la curiosidad lo llevó hasta el lugar y se encontró que aquella luz iluminaba un crucifijo. Don Juan intentó llevar la Cruz a su vivienda, pero no pudo moverla del sitio señalado por ese haz de luz.
Decidieron entonces junto con otros moradores del caserío construir una taperita para que la gente orara protegida del feroz calor del verano santiagueño, y colocaron una pequeña caja de madera para que los fieles dejaran alguna ofrenda, al año y para su sorpresa encontraron que la caja estaba tan llena que no cerraba más.
Según los criterios artísticos la Cruz pertenece a la Escuela de Arte de Quito, tiene 35 cm de altura por 23 de crucero, un ancho de 4 cm y un espesor de 0,5 cm, enmarcado por una línea negra de 33 cm (la edad de Cristo al morir) por 21 cm, 21 es 3x7, 3 y 7 son números que revelan la plenitud, o sea el Cristo resucitado viene a ofrecer la plenitud a aquel que tenga la fe suficiente para creer. El original se venera en el altar de la Iglesia, dentro de una urna plateada a fuego que data de 1914.
Imagen extraída de la red
El algarrobo, en cuya base apareció la Cruz
El Señor de los Milagros
Y si todavía le faltaba algo a Mailín..., durante 2012  salió a la luz un extraño fenómeno que venía sucediendo en el cuerpo de una niña, desde hacía dos años.
La casa en donde vive con sus padres la jovencita de trece años, se ubica a 300 metros del santuario del Señor de los Milagros, ella jugando un día se descubre que algunas partes de su cuerpo tenían escritas letras sueltas y algunas palabras, que de a poco le fueron llenando las manos, la cara y la pancita.
El día 31 de octubre del 2012, en el cuerpo de la niña apareció escrita la palabra "pronto", junto con dos flechas y unos trazos que se podrían interpretar como pertenecientes a un árbol, aparecieron dibujados en un muslo de la niña. Las imágenes fueron vistas por maestros, el Padre, el comisionado Guillermo Gattas, los médicos de la salita, parientes y vecinos que no pueden atribuir los hechos a otra cosa que no sea una señal milagrosa.
Las típicas viviendas del pueblo
Ahora bien, si tengo que definir mi posición ante todo lo mostrado y contado, creo haber dicho alguna vez que necesito pruebas para creer, no descarto nada, pero no tengo la fe suficiente o necesaria para aceptar sin cuestionar todos los actos religiosos, también debo confesar que durante la estadía en el pueblo y los lugares sagrados, mi malestar estomacal desapareció, o por lo menos la atención que me requerían los acontecimientos hicieran que mis pensamientos no estuvieran dirigidos a la queja y al reproche por haber hecho semejante desarreglo.
Seguimos viaje buscando al pequeño pueblo de Herrera, sobre la nacional 34 en dirección a Colonia Dora, ya sobre la ruta principal volvieron los retorcijones, casualidad, quizás la tensión por el camino, o debería empezar a tener en cuanta algunas señales o sucesos como lo ocurrido en la última jornada del viaje, bueno pero para eso todavía falta mucho, recién estamos en domingo y en ayunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario