Páginas vistas en total

lunes, 2 de junio de 2014

La Colonia Dora, Santiago del Estero, Argentina

Colonia Dora fue en 1900 la primera colonia agrícola de la provincia. La llegada del ferrocarril Buenos Aires-Tucumán potenció la llegada de inmigrantes, así europeos, judíos y criollos se lanzaron a la aventura de producir en una región no tradicional, que contaba con la aparente ventaja del Río Salado, atravesando el territorio a tan solo 6 kilómetros del primitivo emplazamiento, pero con la reiteración del ciclo climático seco durante 1920 y 1973, muchos de esos desarrollos agropecuarios cesaron, decayendo el progreso conseguido durante los primeros años de bonanza.
En junio del 2004, se inauguró el nuevo Dique Azud, obra que sirve para nivelar el pelo de agua del Río Salado, proveniente de la Presa de Cabra Corral en la provincia de Salta, y que permite alimentar un sistema de canales de riego tendientes a paliar la situación de sequía que suele asolar a la región, beneficiando a 12000 habitantes.
La estación del Buenos Aires a Rosario
La estación se inaugura en 1887, como parte de la línea a San Miguel de Tucumán del antiguo Ferrocarril Buenos Aires a Rosario, la misma presta servicios de carga y pasajeros desde su inauguración , siendo parada obligada del famoso "Estrella del Norte", uno de los trenes más emblemáticos de los Ferrocarriles Argentinos. Luego del desguace del sistema ferroviario menemista, recién el 5 de diciembre del 2005, la empresa Ferrocentral, constituida por la NCA y por Ferrovías, vuelve a circular trenes de pasajeros en la línea. Desde setiembre del 2013, la estatal SOSFE, se hace cargo de estos servicios.
El Castillo
Las horas de la tarde las utilicé para recorrer el pequeño casco urbano, salvando la distancia entre el Hotel y el mismo a través de un camino secundario paralelo al monte y la vía, ya de vuelta en el Samay, aproveché el tiempo para despuntar el vicio de capturar reflejos invisibles en el estanque que posee el mismo, mañana lunes me tendría que despertar extraordinariamente temprano ya que el colectivo hacia el nuevo destino puede pasar a las 6, a las 5:30, a las 5:15 o las 9, de todas manera no habrá cena, sí el romántico paso de trenes por la vía del NCA, camiones lejanos por la nacional 34, y grillos kamikazes que se estrellan con furia sobre las aberturas de la habitación Tuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario