Páginas vistas en total

sábado, 19 de mayo de 2012

El embalse de aguas azules, Olta, La Rioja, Argentina

La mañana del segundo día me encuentra en la ciudad de Olta, principal urbe del recorrido por los llanos, junto con la sureña Chepes, Olta es un lugar de calles muy angostas con semáforos que no funcionan, un sitio con casitas bajas centenarias y chalets ampulosos que coexisten medianera por medio, una ciudad de escasa infraestructura turística que cuenta con sitios de interés como la abajo mencionada Loma Blanca, el famoso Caminito, inmortalizado en un tango que siempre me remitió al archifamoso pasaje de La Boca porteña, un pequeño bosquecito petrificado camino al dique, y el embalse y murallón, sitios de una impensable belleza dominados por el profundo azul de sus aguas. Desgraciadamente las profusas lluvias de febrero cortaron el camino que sigue hasta Tama, pasando por el sitio estrella del recorrido, el acceso a la Quebrada del Cóndor, motivo de un comentario en un nuevo posteo, dicho camino que atraviesa la serranía se presenta muy bello, por lo tanto confío en poder transitarlo alguna vez.
Sigo viaje rumbo al Sur, por la maltratada 79, entre ondulantes lomadas coloradas tapizadas de diferentes verdes, bajo un cielo perfectamente celeste, atento al desvío hacia Anzulón, el sorprendente y desconocido paraíso motivo de la entrada siguiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario