Páginas vistas en total

domingo, 28 de diciembre de 2014

El Cráter del Galán, el Salar del Hombre Muerto, la Mina Incahuasi y la Puna que los parió, día 5, Catamarca-Salta, Argentina

Nuevo madrugón, esta vez a las 6:00, la hora es indispensable para encontrar activos los cursos de agua caliente dentro del cráter. El frío tomó el protagonismo, el viento parece dormir todavía. Los vidrios se empañan y por primera vez me duermo durante el viaje, el cansancio comienza a hacerse sentir.
Para las 7:30 llegamos a Laguna Grande resguardada por el Cerro Pabellón, la laguna es la mayor colonia de parinas chicas o flamencos de james de Argentina. El GPS marca 4420 metros y el cielo despejado nos sigue acompañando como una bendición.

Para encarar el ascenso y posterior recorrido del Galán, conviene salir desde El Peñón, por una ruta utilizada desde finales del siglo XIX, pero que en partes desaparece y se convierte en huellas dispersas, para encarar la vuelta por la consolidada provincial 43. Adjunto un mapa, de los tantos que hay en la red perteneciente a grupos de off road donde siguen sin aparecer las rutas que fuimos transitando durante la aventura, tan solo aparece como columna dorsal de la puna catamarqueña la 43.
El plan para el día 5 consiste en llegar hasta el cráter del Volcán Galán, recorrer sus ríos de agua caliente, la Laguna Diamante, salir por el Río de los Patos, bordear el Salar del Hombre Muerto, hacer pié en la Mina Incahuasi, para retornar hacia Antofagasta por la ruta antes mencionada, un recorrido largo y muy alto.

Mapa intervenido por Patagonia 4x4 Off Road Argentina

Las 9:00 nos encontró balanceándonos a 4765 metros, sobre el borde S del cráter del Volcán Galán, el anillo de cierre del cráter incluye elevaciones que superan los 5300 metros, dentro del mismo se ubica la Laguna Diamante, existiendo otra cerca del domo central del Galán.
Parado al lado de la apacheta el GPS indica 4747 metros, desde ahí iniciamos el descenso en busca de la superficie plana del cráter. Abajo nos encontramos con un sistema de pequeños cursos de agua caliente que afloran desde los pozuelos y que van en busca de la laguna, seguimos el curso del León a 4660 metros.
Sensaciones contradictorias se sienten cuando caminas entre los vapores sulfurosos, primero la experiencia se torna por demás de acogedora teniendo en cuenta el frío que envuelve al cráter, ahí dentro la sensación de placer es indescriptible, pero luego el azufre comienza a actuar y el malestar se apodera del cuerpo, hecho que inevitablemente pone punto final a la exposición directa al vapor, las necesarias bocanadas de aire frío y puro son necesarias para expulsar ese gusto desagradable que se había apoderado de todo el sistema respiratorio y gustativo.
Laguna Diamante a 4640 metros
El cráter mide 36 kilómetros de diámetro, y se lo considera el segundo más grande de.. todo el sistema solar, después de uno localizado en Júpiter, las elevaciones de los bordes llegan en algunos casos a los 5300 metros y toda su superficie está surcada por pequeñas venas de agua caliente a 80 grados.
Para las 11:00 salimos del cráter, los caminos nuevamente desaparecen y tan solo San GPS nos orienta, espero... El mismo marca que cruzamos varias veces el límite entre Salta y Catamarca.
De repente un lugar digno de Crónicas Marcianas, nótese la cantidad de huellas que conformarían una supuesta ruta que se supondría tendría que estar mantenida por una autoridad provincial idónea en la materia.

Delante de nuestros ojos luce magnífico el salar del Hombre Muerto, tercer sitio que remite a esa condición biológica, antes fueron el alemán de Caipe y el puestero fallecido en el túnel cerca del Cerro Teta, como vemos no son sitios para andar haciéndose el "a mi no me va a pasar nada", los guapos llegan hasta San Juan y Boedo.
El Río de los Patos y su vega permiten la pesca de trucha, el agua es el principal afluente del salar y sirve para que patos y flamencos pasen sus días en un verdadero oasis, realmente el verde es el color menos visto durante todos estos días puneños.
Tumba y Salar del Hombre Muerto
Seguimos camino bordeando el salar, la altura no baja de los 4700, mientras desfilan el Cerro Gordo y el Río Aguas Calientes que luego se une con el de los Patos, de repente un agua color turquesa nos habla de la contaminación que sufre el salar por parte de la Minera Fénix que tiene instalada cámaras de seguridad por todos lados, no sabemos si por precaución o para detectar cualquier fotógrafo indiscreto que vaya a comunicar sus malas actitudes, paradógicamente carteles nos piden que cuidemos los sitios arqueológicos, la fauna, flora y medio ambiente.
El proyecto de explotación del litio bajo la denominación Fénix fue puesto en marcha en 1998 por Menem.
FMC Lithium de quién depende Minera del Altiplano, la empresa que lleva a cabo la explotación, es una importante compañía química con una posición dominante en los mercados mundiales. La operación que realizó en el salar convierte a la Argentina (datos del 2012), en el tercer productor mundial de litio detrás de USA y Chile. Actualmente producen carbonato de litio y cloruro de litio, pero la empresa acaba de invertir 49 millones de dólares para poner en marcha la obtención de cloruro de potasio, con el cual se fabrica el agroquímico fundamental para reparar los daños que deja el cultivo indiscriminado de soja en los suelos
Acotemos que la minera se encuentra en territorio catamarqueño y que las regalías que dejaba a 2012 en las arcas provinciales no superaban los 2 millones de pesos.
El próximo destino resulta todo un descubrimiento por lo menos para mí. La Mina Incahuasi, ubicada en Catamarca fue explotada desde la época de la colonización Inca, existiendo registros anteriores al 1480.
La conquista española mantuvo muy activa a la mina de oro y se puede apreciar en las construcciones, en donde coexisten la arquitectura prehispánica con la conquistadora. Fueron precisamente los jesuitas los encargados de tal explotación, para luego después de su expulsión de tierras americanas en 1767 seguir en distintas manos hasta la década de 1940 cuando se produce su cierre definitivo.
El cementerio y la capilla jesuítica



Sin duda era para quedarse más tiempo, en verdad una visita minuciosa llevaría media jornada como mínimo. Pasadas las 15:30 emprendemos el regreso hacia Antofagasta, el camino nos regala distintas vistas como subidas largas e interminables, carteles ilegibles, una verdadera ciudad de arcilla, coladas, colores y los consabidos volcanes Antofagasta y Alumbrera, motivos de un viaje anterior.



Llegamos a la Hostería El Peñón a las 18:30, los 150 kilómetros nos demandaron cinco horas de viaje y eso que la ruta se encontraba en buenas condiciones, realmente el cansancio era grande así que habrá que bien utilizar las muy confortables instalaciones del complejo. Un té de copa-copa se presenta como relajante ya que mañana, día 6 de la expedición a Marte se presentaba como la jornada más desafiante, nuevamente teniendo a los caminos fantasmas como protagonistas principales.





No hay comentarios:

Publicar un comentario