Páginas vistas en total

sábado, 14 de febrero de 2015

La Ruta del Adobe, día 10, Catamarca, Argentina

El último día me tenía reservado varios descubrimientos, la Ruta del Adobe, Fiambalá y la nueva nacional 60, con su pavimento de estreno.
El primero de ellos comprende el tramo de la ruta 60 entre Tinogasta y Fiambalá, allí un circuito turístico recorre una serie de capillas, viviendas y hasta un sitio arqueológico Incaico, todos ellos construídos en adobe. El adobe es una mezcla de barro, paja y estiércol, mezclado, secado al sol y luego moldeado, para ser utilizado para la construcción de casi cualquier tipo de edificación. A diferencia del ladrillo posee un coeficiente de transmisión del calor mucho más bajo, aislando por entonces el interior de las viviendas de los fuertes calores diurnos, no permitiendo por el contrario que el calor conservado no se pierda durante las frías noches precordilleranas.
Varias construcciones del circuito fueron declaradas como Patrimonio Histórico Cultural Provincial durante 2011, pero durante el recorrido se observan antiguas fincas ignotas, ahora destruídas, que todavía guardan algún valor constructivo y arquitectónico, la primer serie de tomas muestran ejemplo de ello.



El Oratorio de los Orquera, ubicado en el Paraje El Puesto, es una pequeña capilla privada ubicada en la finca familiar, data del 1740 y en su interior es exhiben pinturas traídas desde Chuquisaca (Bolivia).


A 5 kilómetros de El Puesto se ubica el Paraje La Falda, allí se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Andacollo, edificada en 1838, para el momento de mi visita la misma se hallaba semidestruída producto de un terremoto que acabó con ella, ahora fue reconstruida con un diseño que provocó algún rechazo porque se apartó de la fachada original


La Capilla Nuestra Señora del Rosario se ubica en Anillaco, pueblo ubicado a 23 kilómetros de Tinogasta, fue construída en el año 1712 por Don Gergorio Bazán y Pedraza, estableciéndose como la iglesia más antigua de Catamarca, la misma pertenece además al Mayorazgo de Anillaco, el mayorazgo es una antigua institución del derecho castellano que permitía vincular entre sí y mantener unidos un conjunto de bienes, impidiendo la rotura del vínculo. Estos bienes pasaban al mayor de los hijos como herencia, así el patrimonio de una familia no se podía diseminar. Ésta forma jurídica española fue abolida por la Asamblea General Constituyente de 1813.
La capilla está construída íntegramente en barro, sus muros poseen un espesor de 1 metro y su altar es una verdadera obra de arte, todo labrado en abobe.


El Poblado Incaico de Watungasta fue declarado MHN en 1997, las construcciones actuales datan de los tiempos del dominio Inka en la zona (1471-1536), aunque la región muestra data de asentamientos desde el siglo V. En 1535 Diego de Almagro recorrió la zona asentando su cronista estar en presencia de "un fuerte de dos tapias, en alto por el cual entraba un río (Los Jumes), para el servicio de los que estaban adentro, que eran como quince mil indios de guerra".
El conjunto contaba con dos Aukaipata, o plaza ceremonial Inka, un Usnu, o plataforma ceremonial, cuatro torres circulares y una Kallanka o bodega.
Casi todas las construcciones se han perdido por la acción del abandono durante siglos, las condiciones climáticas y los depredadores de costumbre.
Finalmente la última parada me conduce a la Iglesia de San Pedro en Fiambalá, la misma se halla en el ingreso a la ciudad y data de 1770, fue mandada a construir por órden del mayor terrateniente de la zona Don Domingo Carrizo de Frite, representando quizás la obra más estética de todas las que componen el conjunto de la Ruta del Adobe. La misma integraba el Mayorazgo de Fiambalá y fue declarada MHN en 1941.


El órden de las tomas es el que corresponde a la progresiva desde Tinogasta, aunque los momentos de captura no guardan ese órden, de ahí los cielos diferentes, Watungasta y Andacollo fueron tomadas al atardecer, siendo las últimas de la serie.
Desde Tinogasta el viaje siguió por una ruta 60 que todavía tenía tramos en construcción y otros recientemente habilitados, de ahí ese asfalto reluciente con sus líneas amarillas perfectas.



La llegada hasta el el puesto de gendarmería de Cortaderas marca el punto final del avance hacia los seismiles, la promesa fue volver pronto, hecho que se consumó pero que tampoco obtuvo el resultado deseado debido al incidente con el guanaco, la rueda pinchada, la falta de la llave cruz y todo lo que vino después, la tercera será a vencida, o no.
Fin de viaje, y final para esta recreación de viajes añejados en orígen, nunca antes contados en su totalidad, quedan en lista de espera, Uruguay, Brasil y todo Chile con muy buenos circuitos y muchísimas fotos.

2 comentarios:

  1. Rodolfo Pace, hoy descubrí tu blog por casualidad. Desde hace horas ando perdiéndome en tus increíbles fotos. Maravillosas sorpresas que por ahí ns depara internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingrid, gracias por las consideraciones, si las tomas lucen bien es por los lugares que retratan, si existe algún mérito es el haber llegado a esos sitios remotos e invisibles de los que poca gente habla. Espero poder seguir en el camino visibilizando silencios ocultos.
      Gracias y quedo a tu disposición ante cualquier cuestión.
      Saludos!!!

      Eliminar