Páginas vistas en total

domingo, 20 de mayo de 2012

Radiografía Argentina, San Nicolás de Bari, Ámbil, La Rioja

Bajando por la maltrecha 79, las torres de Ámbil sobresalen tras una copiosa arboleda, al acercarse, impacta su porte en medio de un pueblo diminuto, al acercarse más aún el golpe demoledor que provoca su estado te deja sin palabras.
San Nicolás de Bari fue obra de Desiderio Tello quién mandó a construir la capilla allá por 1893, a poco de su construcción un terremoto dañó su mampostería, pero al parecer no fue reparada. En 1944 el gran terremoto de San Juan daña aún más su estructura, pero al parecer nadie hizo nada por restaurarla. En 1977, el terremoto de Caucete derrumba su techo de madera tallada, dejándola herida de muerte. El gobierno militar de turno decide dinamitarla pero los pobladores se oponen a tal medida, llegando así al 2009, cuando por fín el Arzobispado riojano y la Universidad Nacional de La Rioja firman un convenio para restaurarla completamente para mayo del 2012, las fotos fueron tomadas a mediados de abril del 2012........
Así funciona la máquina de producir y mantener ruinas llamada Argentina, toda nuestra geografía está plagada de ellas, sitios abandonados tras marañas burocráticas, desidiosas y corruptas.
La fotos muestran la profusa ornamentación de su interior, las heridas en su estructura aún de pié, la escalera de la torre derecha, el interior de la torre izquierda, parado sobre medio metro de caca de paloma, un sepulcro y las generales que nos muestran su volúmen, desmesurado para la escala del pequeño poblado.
Frente a la plaza se ha construído otra capilla, sin valor arquitectónico alguno que en su interior guarda el mobiliario y la imaginería salvada del derrumbe.
Sigo viaje rumbo al Sur, hacia el poblado de Desiderio Tello, y la ciudad de Chepes,  punto final del segundo día de travesía por los llanos riojanos

1 comentario:

  1. Hola, yo estuve este año 2016. Sigue igual..
    Más aún, esas rejas no existen y a su izquierda vista de frente hicieron algún saloncito moderno que parece que se usa para hacer oraciones nada más, que aparentemente alberga los restos de un religioso de ahí. Triste.

    ResponderEliminar