Páginas vistas en total

martes, 14 de agosto de 2012

Armstrong, Pace y Aldrich, descubriendo al Planeta Bolivia

La tarde del tercer día me lleva a descubrir un planeta diferente, o un planeta diferente dentro de nuestro planeta, un mundo de sabores azufrosos, un mundo de aguas calientes en medio de la gélida resequedad de la Puna, vapores que modifican la conciencia, brumas y un lodo burbujeante que te comunican con el principio de todo. Todo asombra, todo se magnifica, y es precisamente ese todo que se magnifica una gran definición de Bolivia, en este País todo está magnificado, todo sabe a extremo y eso subyuga, enamora.
Las tomas pertenecen a las termas camino a Laguna Verde, a los géiseres Sol de Mañana y a Huayllajara, punto de pernocte en esta travesía por un recodo extremo de nuestra Tierra desconocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario