Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

Lagunas, desiertos y una canción animal, buscando al Salar de Uyuni, Bolivia

Cuarto día de travesía, el día dedicado a las lagunas altiplánicas, comenzando por la más conocida la Colorada, aquí debo reconocer que el mejor horario para visitarla es por la tarde, ahí luce en todo su esplendor, ahí luce su mejor vestido rojo para perplejidad y asombro de quién la contemple.
El camino entre las lagunas está jalonado por espacios desérticos con formaciones pétreas como el de Siloli y su archifamoso árbol de piedra, luego engarzadas cuán collar de piedras se irán presentando las lagunas Ramaditas, Honda, Charkota, Hedionda y Cañapa, todas pobladas por una extensa población de flamencos que posan atrevidos para los viajeros, realmente podés quedarte largo rato contemplando sus gráciles movimientos, sus córeos, sus correteos y su vuelo majestuoso.
El mediodia llega y el lugar elegido para el almuerzo en ruta tendrá incluído un show perfectamente actuado por los moradores del sitio en cuestión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario